Cámara de Representantes inicia el análisis de la nueva reforma contributiva

El Capitolio – La Comisión de Hacienda, Presupuesto y Promesa, de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica PROMESA, presidida por el representante Antonio “Tony” Soto, inició el análisis del Proyecto de la Cámara 1544, que enmienda el “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”, a los fines de establecer el plan de simplificación del sistema contributivo de la isla.

Durante la vista pública, el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, afirmó que esta iniciativa busca rediseñar el sistema contributivo actual, para mitigar el impacto de la reforma contributiva federal, además de colocar a Puerto Rico en una mejor posición para poder competir en la economía global. 

“El Departamento concurre con el propósito y finalidad del proyecto de inclinar la balanza de la justicia y la equidad a favor de contribuyentes que históricamente han sobrellevado una carga mayor en comparación con otro sectores de la población”, dijo el titular que mencionó a los asalariados y los pequeños comerciantes, como los más favorecidos en esta iniciativa.

Como ejemplo, puntualizó que el 95% de los individuos se verán beneficiados de este reforma, cuya reducción promedio podría ser de $700, cantidad que se incluye el crédito por trabajo. En el caso de las corporaciones sería de $3,400 y en el renglón de impuesto entre comerciantes, el ahorro podría ser de $40 millones en su primera fase.

Aseguró que la medida, es fiscalmente neutral para el Gobierno, lo cual fue avalado por la Junta de Supervisión Fiscal, “esto no solamente se hizo con un análisis de CPA's (Contadores Públicos Autorizados), sino también de sus economistas… Esta fue incluida en su Plan Fiscal y fue validada completamente en términos de métricas y mejores prácticas a nivel mundial”.
El mismo, será sufragado con los mecanismos de este nuevo modelo contributivo y con cerca de $300 millones de ahorros que provendrán de la revisión de los incentivos existentes que compondrán el Código de Incentivos, pieza legislativa que se presentará próximamente.   
Maldonado indicó, que el proyecto busca además, la implementación de mecanismos para combatir la evasión del pago de contribuciones, conforme a las mejores prácticas que se llevan a cabo alrededor del mundo.

Para ello, se imponen nuevas limitaciones a los gastos deducibles para determinar el ingreso neto justo sujeto a contribución a la vez que se bajan las tasas contributivas lo que resulta en ahorros para los contribuyentes.

Durante el proceso de análisis surgió la posibilidad de una enmienda en el lenguaje de la medida, para que el Departamento de Hacienda tenga que acudir a la Asamblea Legislativa para eliminar deducciones o créditos si los parámetros de ingresos no se cumplen luego de aprobada la medida. Soto Torres fue enfático al señalar que, “la Asamblea Legislativa no cederá ninguna facultad constitucional sobre su rol de imponer o rebajar contribuciones”.

“Muchos no veían la posibilidad de que en Puerto Rico hubiese una reducción en las contribuciones o que hubiese un alivio contributivo para nuestra gente; hoy nos encontramos ante la oportunidad de hacerle justicia a nuestra clase trabajadora, de poder bajar y eliminar de una vez y por todas el impuesto entre negocios que tanto ha afectado a miles de comercios en PR y darle la posibilidad de fortalecerlos y de crear empleos”, dijo el legislador.

En el turno de la tarde, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy Rivera, apoyó la aprobación de la Legislación ya que busca proveer a la ciudadanía y al comercio, un alivio al bajar las tasas contributivas y a su vez sienta las bases para lograr la recuperación económica de Puerto Rico. 

“La medida ante nuestra consideración será sufragada con este nuevo esquema contributivo y con millones de dólares en ahorros que provendrán de la revisión de los incentivos ya existentes, asegurando un efecto neutral en los ingresos recibidos por el erario”, argumentó.

De igual forma, sugirió que la Comisión afine el lenguaje de la Reforma Contributiva propuesta para que esté claro que la responsabilidad de otorgar incentivos recae exclusivamente sobre el DDEC y la Oficina de Exención Contributiva Industrial (OECI) y con la participación tradicionalmente que ha tenido el DH con el fin de cumplir con su deber ministerial. 

Al finalizar la audiencia, el Presidente de la Comisión mencionó, que en los próximos días otras dependencias presentaran su posición ante la Cámara de Representantes, pero como parte de la transparencia que se busca en el proceso de análisis de la medida, las vistas públicas se trasladarán a Aguada, Ponce y a Fajardo para “escuchar el sentir de profesionales e individuos alrededor de toda la isla”.